hechizo para el marido agrio

 

Visite tambien: hechizos de amor para que regrese ahora mismo

hechizo para el marido agrio
Nadie nació para ser saco de golpes de nadie ni mucho menos el chivo expiatorio de los recalques y problemas del marido. Una mujer, al casarse, anhela, ante todo, amor y protección. Es lo que uno jura dar al otro el día de la boda, pero muchos maridos se olvidan muy fácil de lo que prometieron, haciendo la convivencia con él un verdadero tormento.

En la luna menguante, en cualquier día que tenga la letra “R” (martes o miércoles) usted debe lavar siete piezas de ropa de él, dejando cada una de salsa por siete minutos en el agua donde haya mezclado siete cucharas de miel o de azúcar , bien disuelto. Deje que se seque al sol, pero retire de la varal antes de las seis de la tarde. El resto del agua debe ser arrojado al agua corriente. En los siete días que siguen al día de la simpatía, usted debe hacer con él usar una de las prendas a la vez.

hechizo para cuando sea casada
Un paso que se da con la intención de durar una vida es algo que necesita ser bien pensado y que necesita contar con toda la ayuda posible para que dé resultado.
El matrimonio es uno de esos pasos y mucha gente se preocupa por mantenerlo todavía, en un mundo donde ya está tan poco valorado, desgraciadamente. Como todavía hay gente que se preocupa, simpatías como ésta siempre tendrán su lugar.
En la víspera del matrimonio, la pareja deberá tomar un litro de agua bendita y hacer lo siguiente: la novia va a rociar el lado de dentro de la chaqueta del novio, mientras que él hará lo mismo en el vestido de ella. Deben apenas rociar algunas gotas, nada más. La novia quedará en posesión y guardará el resto del agua bendita.
Después del matrimonio y cuando los dos estén a solas, deberán servir un cáliz con el agua bendita. El novio tomará el primer tramo, pasando el vaso a la novia, que tomará el segundo. Lo que quiera quedar de lado y ser ofrecido a los Ángeles de la Guarda de los dos.

hechizo para la mujer ser fiel y no traicionar a marido
Quien tiene mujer bonita o fogosa y trabaja lejos de casa, sabe el tormento que es quedarse alejado de la mujer. Los celos son una bestia que ríe el corazón de las personas y no deja tranquilidad, principalmente porque la mujer bonita o fogosa es más vulnerable a la acción del famoso “Ricardão”. Si desea trabajar tranquilamente, haga lo siguiente:

Tomar un colgajo de cualquier prenda vieja de ella y una plantilla de un viejo zapato, que haya sido bien usado por ella. Ponga todo dentro de
un sobre, que usted deberá dirigirse a usted mismo, llevándolo a su lugar de trabajo y dejando en un lugar donde nadie mueva, principalmente otro hombre. Es muy importante resaltarlo. Ningún hombre puede tocar o mover ese sobre. Cuanto más escondido se quede, mejor para usted.